domingo, 11 de enero de 2009

CARLES OCHOA UN HOMBRE DE HIERRO.


Carles Ochoa Marcel Nico Andreas

Esto si que es Ultrafondo.
En poco más de 13 días, este catalán de 41 años nadó 38 km., pedaleó 1.800 y corrió 420.
Es el segundo español que logra finalizar un reto deportivo de dureza extrema: el Deca-Ironman de Monterrey (México).
"En casa me comí una pizza carbonara y un bote de helado de un kilo". Esos fueron los caprichos que se dio el catalán Carles Ochoa (1967) después de convertirse en el segundo español que logra finalizar un reto deportivo de dureza extrema: el Deca-Ironman de Monterrey (México), a finales de 2008. Acabó 14.º; participaban dieciocho. Él, con 41 años, era el tercero más joven. "En todo el mundo no somos ni 100".Como hiciera el pucelano Antonio de la Rosa allá por 1995, Ochoa completó 38 kilómetros de natación, 1.800 de bicicleta y 420 de carrera a pie. Para ello empleó 322 horas, 25 minutos y 54 segundos; algo más de trece días de acción en los que la exigencia física se asienta en el dolor. La satisfacción personal de acabar es el verdadero triunfo, pues con el premio final de 1.000 dólares no se cubren ni los gastos del viaje.La mente, clave"La mente es muchísimo más importante en estas pruebas que el físico. El cuerpo te aguanta tres días. Luego te duele la rodilla, el pie,... Y sin una correcta mentalización te vienes abajo", explica Ochoa a 20 minutos. ¿Y qué pasa con los momentos de flaqueza? "Son habituales y tienes que saber llevarlos -añade-, porque estas pruebas son como una montaña rusa, con sus subidones y sus bajones".
Aún hay una prueba más dura
"Llega un momento que el Ironman se te hace corto -dice Ochoa, miembro del Club Triatlón Granollers y propietario de un taller donde fabrica bolsas de papel-; luego descubres que hay un Doble-Ironman, un Triple,... y el Deca. Y te preparas".
Conozco a dos o tres que lo han hecho y están vivos
Ochoa se planteó este reto el año pasado. No es, sin embargo, la última frontera; también existe el Doble Deca-Ironman (76 km de natación, 3.600 de bicicleta y 840 de carrera a pie). "Conozco a dos o tres que lo han hecho y están vivos, pero reconocen que es lo más brutal. Incluso resulta peligroso por las lesiones".
Las impresiones de Carles Ochoa:
38 kilómetros de natación. "Es la única prueba que tienes que hacer de un tirón; para ello dispones de 24 horas. Me dejó tocado. Salí tercero, pero estaba fatal, con el brazo derecho inflamado".
1.800 kilómetros de bicicleta. "Aquí ya puedes distribuirte el descanso y la alimentación [la organización tiene un servicio de catering permanente, rico en hidratos de carbono y proteínas] como quieras y se disputa, como la carrera a pie, en un circuito cerrado. Al principio dormía cuatro horas tras rodar medias de 150 km, luego aumenté entre cinco horas y media y seis; pero me fastidié el menisco de la rodilla izquierda y acabé aumentando el descanso".
420 kilómetros de carrera a pie. "Mantuve la táctica de la bici: hacer una distancia, descansar y volver a correr. La verdad es que sólo padecí tres pequeñas ampollas.
La prueba fue ganada por el aleman Marcel Nico Andreas Heinig , en 206horas29' , pese a ser muy joven para el Ultrafondo , solo 27 años, ya ha realizado más de 200 maratones.
Jaume T.

No hay comentarios: