jueves, 13 de agosto de 2009

CUANDO NO ES TU DIA...



Detrás del 8:46:42



Escrito por Antonio Esteban

Hacer un tiempo de 8:46:42 en un Ironman para muchos sería un sueño, incluso la meta de su vida. Sin embargo para su autor supuso un auténtico infierno.
La marca fue conseguida en el Ironman de Frankfurt y su autor fue Hector Llanos, estos días coincidiendo con él en algún entrenamiento donde por cierto acabo reventado, nos hemos enterado de como fue esa carrera para él.
Héctor salió en el grupo de cabeza en una natación de las que según él mismo nos dice ha sido la más rápida que nunca haya nadado en un Ironman, de hecho los tiempos son rapidísimos, 44:56. Una vez en la bici fue en cabeza hasta el km 80 aproximadamente, en esos momento Eneko y Raelert comenzaron a marcharse ligeramente, pero aún con referencia visual, en aquel momento fue el propio Hector quien se puso a tirar del grupo perseguidor compuesto por Bozzone, Faris y Hecht, pero entrando en una rotonda dos motos de la TV alemana se pusieron delante de él y tomaron un camino distinto con lo que le perdieron. Afortunadamente los gritos de los espectadores corriegieron su trayecto pero para cuando se incorporó de nuevo a la rotonda del circuito sus compañeros de viaje se habían ido unos 300 metros por delante. Esto sucedía en el km 97 por el que pasaba con un tiempo en bici de 2:21:22, por 2:20:36 de los dos líderes. Hector estuvo unos km intentando conectar con el segundo grupo pero al ver que no le iba a ser posible, prefirió esperar al grupo de McCormack, pronto fue absorbido por este y les aguantó unos kms hasta entrar en una zona de pavés en la que se quedó con uno de los acoples en la mano al partírsele en un bache, teniendo que hacerse los 70 kms restantes de esa guisa, soltando el manillar cada vez que quería cambiar de plato y entrando en las curvas muy suave ya que le era muy difícil frenar. Sus desgracias no acabaron ahí, y a falta de 10 km tuvo un pinchazo que tuvo que reparar.
Con todo esto llegó a la T2 absolutamente desmotivado, pero aun así decidió hacer el maraton marcándose un ritmo de 4:20 (ya que forzar más sin jugarse la carrera sería muy peligroso puesto que su lesión podría resentirse), corrió a ese ritmo sobradamentemarcando 3:07:36 pese a que en algún tramo bajó su ritmo para animar a sus compañeros del SVC.Tanta desgracia se vio compensada posteriormente con la clasificación a Hawaii en la categoría de pro, donde esperemos que la suerte le acompañe más que en Frankfurt.
Extraido de Triatlon Chanel
Jaume Terés

No hay comentarios: