domingo, 15 de agosto de 2010

EL GRAN AZUL




Vuelvo a ella de vez en cuando , enganchado a ella por su música y unos seres reales en una historia ficticia , pero que se aproxima a muchos de los que la realidad , su mundo "real" si es que lo hay, esta en otra dimensión.

Jacques Mayol y Enzo Maiorca, existen o mas bien han existido , Jacques falleció hace unos años, siendo dos de los más grandes inmersionistas en apnea, un mundo mágico, de un juego continuo con la muerte , donde las luces cambian y la mente ya no muestra esa lucidez , quizas próxima a la zona de la muerte cuando se sube un ocho mil donde escasea el oxígeno, pero donde la ingravidez es palpable.

En el film Enzo muere en un campeonato de inmersión y Jacques , que se mueve en el continuo dilema de cual es su mundo real, el terrestre o el líquido, el amor humano o el de los delfines, opta por recontrarse con Enzo en las profundidades.
Esta película enlaza con uno de mis libros preferidos "Hacia Rutas Salvajes" de Jon Krakauer que intenta seguir los biograficos pasos de Chris Mc Candless, "Alexander Supertramp" en su nueva identidad, que le lleva hasta Alaska, personaje que su "real wordl", es otra realidad, libro fantástico , aunque su final te mueva los cimientos.

Todos tenemos una realidad, la nuestra y esa es la única... para nosotros,personal, intransferible, inquestionable.

"En un bosque se bifurcaron dos caminos, y yo...Yo tomé el menos transitado.Esto marco toda la diferencia". Robert Lee

Jaume Terés.

7 comentarios:

Nacho Cembellín dijo...

Si señor, me encanta El Gran azul y me fascino Hacia rutas salvajes, eso si, yo la vi en la mágnifica pelicula que dirigió Sean Penn magistralmente.

Dan envidia personalidades así, tan fuera de todo convencionalismo que si bien no tienen felices felices si supieron vivir su vida, sin resquicio a la duda, a todo lo que su imaginación y fuerzas les dieron... ;-).

JAUME TERES Y XESC TERES dijo...

Nacho , sabía que te identificarías con el post y los personajes, hay alguna voz interior que de vez en cuando nos jode.

JT

Roger dijo...

M'encanta aquesta peli! Em quedo amb el diàleg de la johanNa i en jaCques:
Do you know what you're supposed to do to meet a mermaid? You go down to the bottom of the sea, where the water isn't even blue anymore, where the sky is only a memory, and you float there, in the silence. And you stay there, and you decide, that you'll die for them. Only then do they start coming out. They come, and they greet you, and they judge the love you have for them. If it's sincere, if it's pure, they'll be with you, and take you away forever.

Salutacions!

JAUME TERES Y XESC TERES dijo...

Roger el meu inglés no arriba al teu nivell, però tens raó, ell no pertany aquest mon ,ni les dones són capaces de retindre'l.
Ara vigila que tu tens mirada, d'explorador celeste i navegador de nuevos mares, jaja.

Una abraçada.

JT

Xavi dijo...

Hola desde els alps, pendent d,escriure alguna cosa al blog dels Routiers i baretllat-me amb el portatil comentar que ha nevat a 2600mts, i que fa una rasca important...
Sembla pero que el temps millora.
Ya anire informant.

Luis Recuenco dijo...

Es una de mis peliculas favoritas. Precisamente le pusimos el nombre de Enzo a mi hijo pequeño despues de ver esta pelicula.

Namasté

Livan dijo...

El Gran Azul, tiene su sitio en mi estantería de peliculas, y no hay muchas.
En ambas películas es la naturaleza la que llama a gritos al personaje, y en su caso rompen con todo y acuden a esa llamada.
En realidad a todos nos grita la naturaleza, pero no todo el mundo sabe escuchar, pues los oidos quedan taponados por el consumismo, el lujo, los vicios, el sedentarismo enfermizo, el egocentrismo, la obsesión por las marcas, la acumulación de objetos innecesarios.
Incluso nosotros, que nos vemos como distintos, aventureros, idealistas, que respondemos a la llamada de los desiertos, las montañas, los oceanos, nos vemos inmersos en el juego de Don Dinero, y bailamos a su son una y otra vez, solo tenemos que echar un vistazo a nuestro armario, a nuestra casa, a nuestro coche, a nuestro modo de vida........

Desgraciadamente no podemos romper radicalmente con todo como Alexander Supertramp y largarnos con lo puesto a Alaska, ¿quien soy yo para arrastrar a mi mujer y mi hijo a la naturaleza? habrá que conformarse con pequeñas visitas al medio natural, sentirse renovado unos dias y volver a lo cotidiano.