sábado, 18 de mayo de 2013

LOS CIRCULOS DE LA VIDA

La vida es móvil y a la que deja de serlo esta se termina o deja de ser vida o mejor dicho PURA VIDA. Hace ya muchos años que llegué a la conclusión que lo importante en la vida es sentir y que éste es el único combustible para poder avanzar en la vida e ir ampliando círculos. Cuando uno siente, sueña, cuando uno sueña, quiere, y cuando uno quiere trabaja para vivirlo. El deporte en general me hace sentir vivo y concretamente el correr me hace soñar, sentirme libre pero sobretodo me ayuda a explorar mi mente, mi cuerpo, en resumen conocerme mejor para poder vivir mejor. Cuando una actividad deja de aportarme esta esencia, mi celebro empieza a buscar otro campo donde encontrar esta gasolina.Por este motivo hace muchos años cuando supe que no podía correr mas rápido o que el esfuerzo que eso representaba no me compensaba, decidí pasar a correr el máximo de kilómetros posibles y asi poder sentirme vivo. Estos últimos meses no se si dado por las circunstancias profesionales, por el destino o por la masificación en las carreras de ultra que he participado, he dejado de sentir. Mi cuerpo me pide ir a correr como siempre pero mi mente me pide alicientes nuevos, así que creo que vuelvo a cerrar otro circulo deportivo en mi vida y empiezo uno nuevo, al igual que en el pasado fue del esquí al atletismo, del atletismo al triatlón, del triatlón al ironman/maratón y de este al ultra de montaña o pruebas por etapas. Mi único gran sueño deportivo en este momento es poder ser finisher en el Spartalhon en el 2.014 (imposible participar este 2.013 ya que no hay plazas)y esto queda demasiado lejos... He estado todas estas últimas semanas buscando esa chispa detonante que encienda el motor de los sentimientos y por suerte ayer el destino me lo ofreció de la mano de mi amigo Néstor Sánchez, sin saberlo ni yo ni él. Todos estos años dedicado al mundo del ultra de montaña me han dejado sin chispa, sin ritmo e incluso diría sin fuerza, dándome una gran resistencia mental y física pero sin ritmo. Ayer, con Néstor, de la mano de su programa www.mammonthhunters.net que me presentó, saltó esa chispa que buscaba. Es un nuevo modo de entreno que espero me devuelva la fuerza que todos estos años de ultrafondo de montaña me ha sacado y de esta manera encarrilar un nuevo camino deportivo dentro del ultrafondo pero esta vez en ruta por asfalto sin olvidar nunca mis sesiones "espirituales" por la montaña. Xesc Terés.

3 comentarios:

Atalanta dijo...

Es el que te faltaba. Mucha suerte,Xesc. Tú lo conseguirás. La ilusión te hará invencible.

dies de córrer dijo...

Molts ànims, Xesc!L'important és no deixar de somniar, de sentir, de viure!

David dijo...

Esta muy bueno tener la posibilidad de viajar a distintas ciudades gracias a algunas actividades que practicamos. A mi me encantan los deportes en la nieve por eso trato de ir a lugares en donde se puedan hacer actividades relacionadas en la montaña. Estas ultimas vacaciones de invierno estuve haciendo ski en pucon